Ir al contenido principal de la página

Protección Animal

La creciente preocupación de las sociedades desarrolladas por la protección de los animales, sumada a la progresiva tendencia de los habitantes de núcleos urbanos a poseer animales, genera la necesidad de una mayor intervención de las administraciones públicas estableciendo nomas que regulen la tenencia de animales acorde con los principios de bienestar animal, seguridad y convivencia pacífica.

Todos estos aspectos se regulan en la Ordenanza Municipal sobre Protección y Tenencia de Animales, así como en la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.

 


Información sobre la limpieza de deyecciones animales- Lo que hay que saber

La Ordenanza Municipal de Protección y Tenencia de Animales (OMPTA), en su artículo 19  sobre Deyecciones de los animales en espacios públicos, dispone que la persona que conduzca al animal debe:

- Están prohibidas las deyecciones en parques y jardines, parterres, alcorques, parques infantiles. zonas de baño, playas, en solares y espacios libres, en las fachadas de los edificios públicos o privados y encualquier área sensible por su uso valor u ornamentación.

Si se produce la deyección se procederá como a continuación:
- En el caso de los excrementos, recoger y limpiar inmediatamente las deyecciones de su animal, con envoltorios de cierre impermeables y depositarlos cerrados herméticamente dentro de los contenedores (evite en la medida de lo posible depositarlos en la spapeleras de la vía pública). 
- En el caso de la orina, llevar únicamente agua para diluir la orina. El líquido solo puede ser agua, pues su función principal es disolver la orina para evitar los malos olores que produce su concentración. Se debe evitar perjudicar el estado de mantemiento de farolas, árboles, bolardos y mobiliario urbano en general.