Ir al contenido principal de la página

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria declara la situación de alerta por fuertes vientos

Las Palmas de Gran Canaria, domingo 22 de marzo de 2020.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria declara este domingo, 22 de marzo, a partir de las 20.00 horas, la alerta por fenómeno meteorológico adverso por fuertes vientos, en aplicación del Plan de Emergencias Municipal (PEMULPA) y siguiendo instrucciones de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.
El Consistorio, a través de la Dirección General de Seguridad Ciudadana, mantiene activo el PEMULPA para atender cualquier emergencia que pueda producirse como consecuencia de esta situación.
Ante los fuertes vientos, el Ayuntamiento plantea una serie de recomendaciones, como cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura o caída de cristales. También, retirar de balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle.
Es importante revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de cascotes y escombros.
También es preferible aplazar los desplazamientos por carretera y, en caso de hacerlos, extremar las precauciones y, siempre que sea posible, usar el transporte público.

Las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento, como camiones, furgonetas o vehículos con remolque, corren el riesgo de volcar ante vientos transversales.

Para protegernos, es importante evitar caminar por jardines o zonas arboladas, así como alejarse de muros, casas viejas, andamios, letreros luminosos, vallas publicitarias y demás estructuras que puedan ser derribadas por el viento.

Los postes de luz y torres de tensión pueden ser también peligrosos, por lo que es mejor permanecer lejos y avisar al 112 en caso de riesgo, lo mismo que con las grúas de construcción. También es aconsejable alejarse de la costa para evitar ser golpeado o arrastrado por la acción de las olas.

Se recomienda circular despacio y con precaución ante la posible presencia de obstáculos en la vía o golpes de viento que puedan hacer perder el control del vehículo, sobre todo en adelantamientos. Por último, se recomienda evitar llamar por teléfono para evitar que se colapsen las líneas.