Ir al contenido principal de la página

Residuos de animales domésticos

Recoja los excrementos de su mascota

Mascota

La orina y deposiciones de animales, además de reflejar la falta de concienciación de sus dueños, constituyen un problema de higiene y salubridad para el ciudadano, facilitando la transmisión de enfermedades, sobre todo cuando se encuentran en lugares de ocio, parques, paseos, playas y zonas de juego infantil.

No recoger estos residuos por parte de los dueños de los animales contribuye a dar una mala impresión de nuestra ciudad, tanto de cara al ciudadano como al visitante, y su eliminación resulta una labor difícil, además de desagradable, para los trabajadores de limpieza que tienen que hacerlo.

Si es propietario de un animal recuerde:

  • Está prohibido dejar que orinen en fachadas y mobiliario urbano, vehículos o árboles.
  • Intente que su perro orine sobre las rejillas de evacuación de agua de lluvia o cerca del bordillo de las aceras.
  • No olvide que debe llevar una botellita con un poco de líquido -agua- para rociar sobre la orina y diluirla.
  • Procure que hagan sus deposiciones fuera de las zonas de tránsito peatonal o de juego y utilice bolsas plásticas para recoger sus excrementos.

Ver octavilla informativa Pipí Aquí

Ponemos los medios

El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria es plenamente consciente de este problema y para ellos ha puesto en marcha la campaña 'Que tu perro no deje un mal recuerdo', que constituye una apuesta decidida por la armonía entre ciudadanos y mascotas, con el objetivo de fomentar la tenencia responsable de animales y lograr una ciudad más limpia y amable que apuesta por la convivencia de todos

En el marco de esta campaña sobresalen iniciativas y actuaciones como:

Endurecimiento de las sanciones

Recuerde que no recoger los excrementos de su mascota supone una infracción que acarrea una sanción económica importante.

Desde la corporación se ha querido complementar estas iniciativas encaminadas a la sensibilización con otras medidas que suponen un mayor control y penalizan los comportamientos incívicos de los ciudadanos.

Para ello, se han incrementado los controles por parte de la Inspección de Limpieza y la Policía Local y se la procedido a la modificación de la ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales, en lo que afecta a las deposiciones de los perros.

(ver ordenanza completa)

  • Se define mejor la infracción por deposiciones, que incluye ahora las micciones (orina).
  • Se establecen sanciones entre 150 € y 1.500 € por el incumplimiento de recoger y limpiar la suciedad de las mascotas.
  • Se establece una rebaja de 50% de la sanción por el abono de la sanción antes de 15 días.
  • Se mejoran los trámites administrativos (consulta de expedientes y normativa), unificándolos en la concejalía de Salud Pública.